Mi Segundo Encuentro Cercano con Steve Jobs



Muy delgado, muy seguro, más alto de lo que parece en fotos o video, la misma voz con la que convence muros, así vi en en este segundo encuentro cercano a Steven Paul Jobs.



Mi Segundo Encuentro Cercano con Steve Jobs

Es interesante toparse cualquier día con alguna celebridad, pero cuando el encuentro es con la máxima personalidad de tu medio, cuando para esta persona la privacidad es de valor absoluto y siempre está en sitios con acceso controlado, es emocionante, es toda una sorpresa estar en el mismo espacio por unos minutos y cruzar camino con Steve Jobs.

Este es el hombre-genio que fue capaz de vender por primera vez millones de computadoras personales a finales de los 70s, y que IBM tomó como ejemplo para crear las primeras IBM PCs. El hombre-genio que logró sacar al mercado en la primera computadora con interfase gráfica, misma que después Microsoft copió parcialmente y llamó Windows.

La primera vez que vi una computadora Apple ][ fue en 1979. Compré una usada en 1980. Para 1982 yo ya era socio de Numetra un distribuidor autorizado Apple en la Ciudad de México. Vi por televisión estando en Houston Texas, el Super Bowl numero 18 entre los Redskins de Washington y Los Raiders de Los Angeles, y por lo tanto, vi en “tiempo real” el anuncio “1984” dirigido por Ridley Scott con el que se anunciaba la nueva computadora Macintosh. Estuve en una tienda de un distribuidor de cómputo en la misma ciudad el 24 de Enero de ese 1984 para ver y tocar, el día del lanzamiento esa nueva “Apple V”, mejor conocida como Macintosh, llamada así por la variedad de manzana favorita de Jef Raskin el ingeniero que comenzó el proyecto.

Seguí siendo parte de la comunidad Apple cuando Jobs convenció a John Sculley en 1983 de dejar la presidencia de PepsiCo para convertirse en el CEO de Apple con ventas de solo 800 millones de dólares anuales, con el argumento de “¿Quieres vender a los niños agua con azúcar el resto de tu vida? o venir a Apple a cambiar el mundo”. Me tocó después leer la increíble noticia en Mayo de 85, de que el mismo Sculley había convencido al consejo de administración de Apple de despedir a Steve Jobs, uno de sus dos fundadores.

Lo que siguió fue la nueva empresa de cómputo NeXT Inc., el regreso triunfal a Apple después de 12 años de ausencia, el rescate de Apple de una inminente quiebra. El cambio de reglas en la industria disquera con el iPod y el iTunes. El cambio de reglas en el mundo de la animación con Pixar para convertirse en la persona con más acciones de The Walt Disney Company. El cambio de reglas en la industria de telefonía con el iPhone. Y de paso lograr que Apple al día de hoy tenga mayor valor que HP y Dell juntas.

La influencia indiscutible de este hombre creó y años después cambió el cómputo personal, cambió el modo de escuchar y vender música, mejoró substancialmente el modo de hacer cine animado y revolucionó la industria de la telefonía móvil. Nada mal para un hombre que de niño fue dado en adopción a una modesta pareja californiana de apellido Jobs.

El pasado 14 de Agosto estando en el interior del lobby de las oficinas de Apple en Cupertino California, y estando a punto de terminar nuestra visita al campus, Steve Jobs salió de un pasillo para recibir a una persona que se encontraba esperándolo. El silencio se hizo entre todos los presentes. El platicó unos momentos con su invitado, y a continuación pasó junto a nosotros para desaparecer en un pasillo opuesto.

Muy delgado, muy seguro, más alto de lo que parece en fotos o video, la misma voz con la que convence muros, así vi en en este segundo encuentro cercano a Steven Paul Jobs.


Tomás Martínez
(Thanks Julie)