De Regreso en Patolandia...



A principios de los años 1950s los comics basados en personajes alrededor del pato Donald de Walt Disney, fueron evolucionando en historias complejas y con un numero creciente de coloridos personajes.
Sus sobrinos Huey, Dewey y Louie o, Hugo, Paco y Luis en español, pasaron de ser unos traviesos niños a un trío de inteligentes hermanos que con frecuencia resolvían complejas situaciones en sus aventuras semanales con la ayuda de su Guía para las Marmotas Juveniles, aquella organización de patos exploradores a la que pertenecían. Esta guía, era un pequeño libro que contenía cualquier información vital que ellos necesitaran en cualquier momento, parecía contener en forma mágica todo el conocimiento. Se decía que había sido escrito por los guardianes de la desaparecida Biblioteca de Alejandría.



Lejos estaban los creadores de este libro imaginario en los años 50s, de saber que en un poco más de 50 años, habría la tecnología necesaria para tener buena parte del conocimiento humano en un reservorio intangible con frecuencia representado como una nube, y que en 2010 aparecería una tableta llamada iPad, casi del tamaño de la Guía de las Jóvenes Marmotas, capaz de consultar en casi cualquier lugar y en segundos, toda la información de esa gran biblioteca de nuestros tiempos a la que llamamos Internet.