VisiCalc Cumple 30 Años



La primera hoja de cálculo o Spreadsheet fue la Visible Calculator o VisiCalc. Esta nació en la mente de un estudiante de la Escuela de Negocios de Harvard, Daniel Bricklin.
En esos días los problemas numéricos muy complejos solían hacerse en una hoja tamaño doble carta, o en un pizarrón grande. Algunas empresas contaban con enormes pizarrones para hacer cálculos. Si uno se equivocaba en algún lado, había que borrar y comenzar de nuevo.

Bricklin pensaba que esos pizarrones llenos de números deberían tener la posibilidad de recalcular cifras a partir de la introducción de una nueva cifra. Utilizando el lenguaje de programación Basic, hizo un prototipo de su idea en una computadora Apple II. Esta primera hoja de cálculo electrónica tenía solo unos cuantos renglones y unas cuantas columnas pero funcionaba. A continuación convenció a su amigo Robert Frankston quien tenía mayores conocimientos de lenguajes de cómputo, para que hicieran Bricklin el diseño, y Frankston la programación de este nuevo programa al que llamaron VisiCalc y que salió a la venta en 1979.



Poco a poco el programa se convirtió en todo un éxito, especialmente en la comunidad de personas con especialidad en finanzas. Este programa permitía la creación de diferentes “escenarios” en donde uno podía decir “si invierto una cantidad X a un plazo Y a una taza Z, que pasa”, pudiendo de inmediato cambiar estas variables por otras cifras y obtener en unos segundos el nuevo resultado, dado que las premisas ya estaban anotadas en la hoja. A partir de ese momento la frase “what if” o que pasaría si…. quedó ligada a las hojas de cálculo, y a las computadoras personales.

Este fue el primer programa que tuvo el sobrenombre de “Killer Application”, esto es, un programa que es tan necesitado o deseado, que es capaz de provocar la compra de una computadora con un valor económico mayor al propio programa con tal de poder usarlo. Este fue el primer programa en vender un millón de ejemplares, y ayudó a Apple la empresa que fabricaba la Apple II, a establecerse firmemente en el naciente mercado de computadoras de escritorio o Personal Computers, años antes de que se desarrollara la primera PC de IBM.

Uno podría pensar que, dado que centenas de millones de computadoras en el mundo utilizan hoy día hojas de cálculo, Bricklin y Frankston que fueron los creadores de su antecesor el VisiCalc, seguramente son multi millonarios. Esto no ocurrió pues hace 30 años no se otorgaban patentes o derechos de autor a programas de cómputo. Después de un éxito inicial, uno de sus empleados se acercó para proponerles una especie de asociación para vender una nueva hoja de cálculo que había llegado a sus manos. Ellos no aceptaron, y este empleado de nombre Mitch Kapor fundó una compañía Lotus que comenzó a vender en 1983 un programa para IBM PC y compatibles llamado Lotus 1-2-3 que además de una hoja de cálculo, tenía un módulo para mostrar gráficamente los resultados numéricos, y por último una pequeña base de datos. El 1-2-3 fue un éxito instantáneo propiciando la venta de millones de PCs.



El tercer round lo ganó Microsoft con un programa llamado Excel, que fue la primera hoja de cálculo para ser usada en un ambiente gráfico que incluía íconos, menús de cortina y un mouse. Esto ocurrió en 1985 con la introducción del Microsoft Excel para Macintosh. La primera versión para PC salió a la venta a finales de 1987 convirtiéndose en la hoja de cálculo dominante en el mercado hasta la fecha. Bricklin y Frankston no son millonarios, lo menos que podemos hacer, es reconocer su ingenio y talento a 30 años de haber creado la primera Spreadsheet u Hoja de Cálculo.